6 oct. 2011

Breve Historia de la Fotografia

1      Historia de la fotografía

La Historia de la fotografía es la rama de la historia que estudia todos los aspectos relacionados con las imágenes fotográficas. Abarca un amplio abanico de estudios afines. Así aborda diversos temas: procedimientos, inventores, fabricantes, autores de las fotografías, visión artística y documental, progreso técnico y evolución estética, aplicaciones, comercialización y consumo de imágenes fotográficas, difusión en otros medios de comunicación, conservación en museos y colecciones. La finalidad de estos estudios es lograr realizar un análisis ajustado de las técnicas fotográficas, con el objetivo de interpretarlos y clasificarlos.
Todas las historias de técnicas e inventos, están repletas de discusiones acerca de fechas, lugares, nombres y antecedentes. En el fondo de todas estas discusiones subsiste siempre La visión subjetiva del historiador que pretende dar prioridad a sus propios descubrimientos, a menudo influenciados por sentimientos patrióticos o nacionalistas. Por lo tanto no es nuestra finalidad abordar aspectos como, por ejemplo, quién fue el inventor de la fotografía.
 Aunque se considera a Nicéphore Niépce el padre de la fotografía, conviene precisar que al ser el invento fruto de muchas tentativas, en el campo de la física y de la química, ensayadas al mismo tiempo en distintos países, Fox Talbot e Hippolyte Bayard merecen compartir esa paternidad.
 
La idea de la fotografía surge como síntesis de dos experiencias muy antiguas. La primera es el descubrimiento de que algunas sustancias son sensibles a la luz; la segunda, fue el descubrimiento de la cámara oscura. No obstante, se considera que la historia de la fotografía se inicia en 1839, con la divulgación mundial del primer procedimiento fotográfico: el daguerrotipo.
Como antecedentes de la fotografía, se encuentran la cámara oscura y las investigaciones sobre el ennegrecimiento de las sales de plata.
La cámara oscura
La cámara oscura es un instrumento  que permite obtener una proyección plana de una imagen externa sobre la zona interior de su superficie. Constituyó uno de los dispositivos ancestrales que condujeron al desarrollo de la fotografía.









                                                                                                                                                                       Cámara   oscura
Esquema de una cámara oscura del siglo XVIII

 originalmente, consistía en una sala cerrada, cuya única fuente de luz era un pequeño orificio practicado en uno de los muros por donde entraban los rayos luminosos reflejando los objetos del exterior en una de sus paredes. El orificio funcionaba como una lente convergente y proyectaba, en la pared opuesta, la imagen del exterior invertida tanto vertical como horizontalmente.
Seguramente, la cámara oscura tuvo su primer inventor en Bagdad. Fue el matemático árabe Alhacén, nacido en 965, pues en su libro "Tratado Óptico" echa por tierra las teorías griegas predominantes en aquella época de que los rayos luminosos se emiten desde el ojo hacia los objetos visualizados. A través de sus experimentos y de una descripción detallada de los ojos, afirma que la cosa es totalmente al revés: los objetos emiten los rayos luminosos  y no al revés, como habían afirmado los griegos Aristóteles y Euclides. Así, la observación de este fenómeno dio origen a lo que posteriormente fue inventado en base a las teorías de Alhacén: La cámara fotográfica.
Aristóteles y el óptico árabe del siglo XI Alhacén  aplicaban este principio  para la observación de los eclipses solares.
El descubrimiento de los principios de la cámara oscura se ha atribuido a Mo -Tzum, en la China de hace 25 siglos, a Aristóteles (300 a.C.), al erudito  árabe Alhacén  (1.000 DC) o al inglés Bacín (1.250), pero no dejan de ser meras especulaciones. La primera descripción completa e ilustrada sobre el funcionamiento de la cámara oscura, aparece en los manuscritos de Leonardo da Vinci (1.452-1.519). En el siglo XVI era utilizada por los artistas italianos como instrumento para dibujar. Hacia 1515 da una descripción minuciosa de la cámara oscura:

"Cuando las imágenes de los objetos iluminados penetran por un agujerito en un aposento muy oscuro, recibiréis esas imágenes en el interior de dicho aposento... aparecerán reducidas de tamaño. Se presentarán en una situación invertida..." “Leonardo da Vinci”
En 1550, el milanés Girolamo Cardano añade a la cámara un disco de cristal, pero será su discípulo,  Giambattista Della Porta el que  menciona el uso de la cámara oscura para la proyección de imágenes sobre una pared blanca con el fin de obtener dibujos.
En el siglo XIII Roger Bacon conocía ya el fenómeno de la cámara oscura. Desgraciadamente, la ofuscación eclesiástica se cebo en ese descubrimiento, pues fue acusado de evocar a los muertos por el tribunal eclesiástico. Pero sería en el siglo XV cuando se le dio  aplicación práctica como instrumento auxiliar para el dibujo. En el siglo XVI se construyen cámaras portátiles con un objetivo de mayor diámetro dotado de lentes, con lo que la imagen ganaba en definición y luminosidad. Artistas de los siglos XVI y XVII, como Johannes Vermeer y otros usaron cámaras oscuras para ayudarse en la elaboración de sus bocetos y pinturas. La imagen, proyectada sobre papel u otro soporte, podía servir de pauta para dibujar sobre ella.
Posteriormente, cuando se descubrieron los materiales fotosensibles, la cámara oscura se convirtió en cámara fotográfica estenopeica (la que usa un simple orificio como objetivo). Estas cámaras estaban muy limitadas por el compromiso necesario al establecer el diámetro de la abertura: suficientemente reducido para que la imagen tuviera una definición aceptable; suficientemente grande para que el tiempo de exposición no fuera demasiado largo. El uso de lentes o juegos de ellas como objetivo, convirtieron definitivamente la cámara oscura en cámara fotográfica y desde ese momento hasta hoy ha ido evolucionando.
Un invento crucial sería el llevado a cabo por William Hyde Wollaston quien inventa en 1806 la cámara clara o lúcida (instrumento que aún se utiliza hoy para dibujar). También es importante recordar que en siglo XIX proliferan las “camera obscura” como lugares de entretenimiento.
2. Materiales fotosensibles
El descubrimiento de las sustancias fotosensibles se remonta a muchos años de antigüedad.  El hombre observó, por ejemplo, que al retirar un objeto, que había permanecido, durante algún  tiempo sobre una hoja verde, ésta conservaba la silueta del objeto. Durante la Edad Media los alquimistas conocían el efecto de la luz sobre el cloruro de plata  el cual oscurecía  bajo la acción de la luz, los alquimistas medievales llamaron al cloruro de plata: la  "luna cornata".
Los primeros experimentos datan del siglo XVII. Robert Boyle en 1663 describía que el Cloruro de Plata se vuelve negro al exponerse a la luz, aunque lo achacó al efecto oxidativo del aire. En 1757  Giovanni Battista demostró que este efecto era debido a la acción de la luz. A partir de entonces los estudios sobre la naturaleza de la luz fueron completándose y se realizaron los primeros esfuerzos para fijar imágenes y dibujos por medio de la luz, pero éstos acababan por degradarse. En 1727 un profesor alemán de anatomía llamado Johan Schulze estaba experimentando en la manufactura del fósforo. Hizo un precipitado de cal en ácido nítrico y, para su asombro, el compuesto, cercano a las ventanas de su laboratorio, se volvió púrpura. Mediante un proceso de eliminación Schulze descubrió trazas de plata en el ácido, y concluyó que las sales de plata se obscurecían a la luz intensa.
Siguiendo los experimentos de Schulze, el ceramista inglés Thomas Wedgwood produjo en 1802 siluetas de hojas, encajes y plumas utilizando nitrato de plata y exponiéndolas al Sol, pero no logró fijar las imágenes más que por unos instantes, razón por la cual no se las considera como fotografías.

                                                                             1ª foto de Niepce,
 Fue  Joseph-Nicephore NIEPCE,  quién consiguió las primeras imágenes negativas en 1816, utilizando papel tratado con cloruro de plata, pero se obstinó en lograr directamente imágenes positivas y además no consiguió fijar la imagen obtenida. Las primeras imágenes positivas directas las logró utilizando placas de peltre (aleación de zinc, estaño y plomo) recubiertas de betún de Judea y fijadas con aceite de lavanda. Con este sistema, utilizando una cámara oscura modificada, impresionó en 1827 una vista del patio de su casa, que se considera la primera fotografía permanente de la Historia. A este procedimiento le llamó heliografía.
Pese a ello, no consiguió un método para invertir las imágenes, y prefirió comenzar a investigar un sistema con que obtener positivos directos. También tropezó con el problema de las larguísimas exposiciones que necesitaba (varios días para evitar los cambios de sombra) ya que el sol al moverse dificultaba el modelado de los objetos.
Louis Jacques Mandè Daguerre, veinte años más joven que Niepce y famoso pintor, estaba interesado en la forma de fijar la luz con su cámara oscura, al enterarse de los trabajos de Niepce le escribió para conocer sus métodos pero éste se negaba con evasivas; tras visitarle varias veces e intentar convencerlo para asociarse, dio por inútiles sus intentos y se lanzó a investigar tenazmente. En 1835 publicó sus primeros resultados del proceso que llamó daguerrotipo. 
                                                             daguerrotipos, de 1951 y 1939.
Consistente en láminas de cobre plateadas y tratadas con vapores de Yodo y yoduro de plata durante 1 hora. Redujo además los tiempos de exposición a 15 o 30 minutos, consiguiendo una imagen apenas visible, que posteriormente revelaba en vapores calientes de mercurio y fijaba lavando con agua caliente con sal, aunque el verdadero fijado no lo consiguió hasta dos años más tarde, el sulfito de sodio. Algunos de los daguerrotipos que produjo se conservan aún en la actualidad.
La sociedad Niépce - Daguerre:
El 14 de diciembre de 1829 Louis-Jacques Mandé Daguerre forma una sociedad con Niépce en la que se reconocía a Niépce como el inventor de:
"Un medio nuevo para fijar las vistas que brinda la naturaleza sin tener que recurrir a un dibujante"
Daguerre no aportaba más que un presunto perfeccionamiento de la cámara oscura, aunque promete mejorar la heliografía. El día 3 de Julio de 1833, en su estudio de Saint-Loup-de-Varennes, Niépce muere. El hijo de Niépce heredó los derechos del padre en su contrato, pero en los años 1835 y 1837 Daguerre introduce modificaciones en la asociación, con el consentimiento de Isidore (hijo de Joseph-Nicéphore Niépce), Lo perfeccionó con la acción del vapor de mercurio sobre el yoduro de plata y luego con la posibilidad de disolver el yoduro residual en una solución caliente a base de sal común. Después de varias modificaciones, aprovechando la maltrecha economía del heredero, el nombre de Daguerre sería el único que apareciese como creador del invento el cual  se denomina al procedimiento Daguerréotype . En el año 1838 Daguerre da a conocer el invento, minimizando el papel de Niépce.
El lanzamiento se produjo de 1838 a 1839. Daguerre se convierte en una eminencia reconocida y premiada. Inmediatamente comienza a fabricar una serie de material fotográfico haciendo demostraciones en público; una de ellas quedó reflejada en un librito de doce páginas de gran rigor, publicado y descubierto el secreto que encerraba. Sin aportar ninguna nueva mejora importante.  En 1841 Isidore Niépce publica la obra "Historique de la découverte improprement nommée daguerréotype", en la que revelaba la verdad de los hechos. Pero cuando murió Daguerre, en 1851, la Sociedad de Bellas Artes le dedicó una tumba-monumento con la siguiente dedicatoria: "Daguerre, pintor, químico, inventor de la fotografía".

                                                              Louis Jacques Mandè Daguerre                                                                                                                             

Daguerre al contrario de Niépce aportó el lado mercantilista y espectacular con un procedimiento cuya originalidad le era propia. Aunque se trataba de algo costoso y de difícil manipulación, que tan solo producía una prueba única no multiplicable. Pese a sus defectos se propago por todo el mundo, abriendo definitivamente el camino a la fotografía
En 1867 Víctor Fouque publicó claramente los hechos del descubrimiento, restableciéndose la verdad.






Casi al mismo tiempo que los franceses Niepce y Daguerre, el inglés William Henry Fox Talbot  de familia aristocrática y amplia formación científica, reclamó para sí la paternidad del invento al mostrar negativos obtenidos exponiendo objetos como encajes y objetos sobre papel recubierto con cloruro de plata; posteriormente este negativo lo revelaba con nitrato de plata y lo exponía por contacto sobre otro hasta lograr el positivo. A este proceso lo denominó calotipo. Talbot aportó el uso del tiosulfato de sodio como fijador (el empleado actualmente) y acortó los tiempos de exposición al darse cuenta de la importancia del revelado.
En 1844, Fox Talbot fundó un negocio fotográfico en Reading, con el fin de hacer calotipos para la venta y atender la creciente  demanda de licencias para practicar su proceso. Desde su invención, la rapidez del calotipo permitió a los fotógrafos hacer retratos comercialmente. Fox Talbot publicó "El lápiz de la naturaleza", el primer libro ilustrado con fotografías, en el que incluía la historia de su invento; sin embargo, los calotipos nunca fueron populares en USA donde los daguerrotipos no encontraron competencia.  

  EL primer negativo sobre papel lo tomo  Talbot en 1835  una vista de una ventana de su casa, en Lacock Abbey




Inicialmente el daguerrotipo era mucho más popular, ya que era muy útil para obtener retratos. Estos "retratos al daguerrotipo" empezaron a divulgarse entre la clase burguesa de la Revolución industrial, por ser mucho más baratos que los pintados, lo que dio un gran impulso a esta nueva técnica.
Desafortunadamente, Talbot protegió muchos de sus avances con patentes y gravámenes, incluso varios de los métodos que Daguerre difundía públicamente, lo que supuso un freno al progreso y a la divulgación de la fotografía entre el público y le llevó a enzarzarse en pleitos y procedimientos legales en Francia e Inglaterra. Finalmente en 1854 tras perder varios pleitos, abandonó sus patentes.
En 1851 murió Daguerre. Simbolizó el final de una época, porque en el mismo año se inventó una nueva técnica que liberó de los procesos patentados de Fox Talbot y Daguerre: la técnica del colodión húmedo o ambrotipo, de Frederick Scott Archer. Consistía en un soporte de cristal al que, momentos antes de hacer la foto, se le recubría con una sustancia espesa y húmeda a base de algodón en polvo, alcohol y éter  junto con sales de bromuro de plata y yodo. Una vez expuesta con el cristal aún húmedo, se dejaba secar por dos días. Se revelaba con protosulfito de hierro y se fijaba con hiposulfito de sodio. El colodión, peso a su complejidad de manipulación, fue muy apreciado por su finura del grano y la fidelidad de reproducción. Fue muy usado por los fotógrafos antiguos. Después, Richard Meaddox sustituye el colodión húmedo por la gelatina de bromuro, originando una placa seca o colodión seco. Desde entonces es la emulsión que se usa.
 El reto de la fotografía ahora estará en la evolución de los soportes: vidrio, materiales flexibles, película en rollo, etc. Para este momento el número de fotógrafos había pasado de algunos cientos a miles. Realmente, la fotografía había llegado. Desde entonces el progreso fotográfico fue imparable y pocas semanas después de la cesión del invento en París, se produjeron daguerrotipos en Inglaterra, Alemania, Suiza, España, Polonia y Estados Unidos.


           

Calotipos del establecimiento fotográfico de Fox Talbot en Reading, en 1845.
 Los dos de arriba representan el positivo y el negativo.
En 1884, George Eastman saca a la venta la primera película en rollo sobre papel y en 1888 la primera cámara de serie, la Kodak, cargada con película transparente, que bajo el lema "Usted aprieta el botón, nosotros hacemos el resto", puso la fotografía al alcance de millones de personas. A partir de aquí el desarrollo de la fotografía fue fulgurante.



Del lado izquierdo una página del Photographic Journal, 1889, anunciando la cámara de detective Kodak. A la derecha, la cámara que incorporaba características únicas. Utilizó el rollo de celuloide, olvidándose rápidamente la base del papel antes usada.



3. La fotografía en color

No sorprenderá a un estudiante de fotografía saber que Niepce y Daguerre consideraron la idea de lograr imágenes en color e hicieron algunos experimentos sin éxito. La naturaleza es de colores, y la cámara captaba tan fielmente la realidad que parecía que ambas podían y debían ir unidas. Los fotógrafos también debieron pensar que el secreto radicaba en la correcta aplicación y el equilibrio de los compuestos, pero como se precisaban muchos conocimientos de química, así como con cocimientos básicos de física, había pocos cualificados para hacer intentos útiles.
Probablemente el nacimiento de la moderna fotografía en color tuvo lugar con una lectura del físico escocés Sir James Clerk Maxwell en 1861, en la que demostraba que cualquier color podía obtenerse mezclando luces de los tres colores primarios (rojo, verde y azul) en diferentes proporciones. Demostró la teoría haciendo pasar la luz a través de filtros coloreados combinados y proyectando el resultado en una pantalla. Fue el primer sistema aditivo aplicado a la fotografía en color y recibió el nombre de tricromía. El pianista francés Louis Ducos Du Hauron describió más tarde el sistema substractivo. En su libro Les Couleurs en Photogrphie: Solution du Probléme, de 1869, Du Hauron estableció todos los principios básicos de la moderna fotografía en color tanto aditivos como substractivos. Este se basa en el hecho de que los pigmentos absorben o substraen de la luz roja todos los colores excepto el suyo, que reflejan. Durante muchos años el sueño de la fotografía en color fue sólo teórico. Pero en 1873 Herman Vogel, profesor de Fotoquímica en la Technische Hochschule de Berlín, descubrió que la placa de colodión normalmente sólo sensible al azul podía hacerse más sensible al verde tratándola con algunos tintes de anilina.  Esto le llevó a la placa ortocromática, insensible al rojo y todavía supersensible al azul, pero ya se avanzaba en la dirección correcta.
 Hasta 1906 Wratten y Wainwrigth, en Londres, no introdujeron la placa pancromática, sensible a todos los colores del espectro. La primera aparición práctica tuvo lugar en 1891 con la invención de una cámara de color por Frederic Ives en Filadelfia, que seguía el principio de Clerk Maxwell y podía tomar tres negativos (cada uno para uno de los colores primarios) sobre una sola placa. A partir de ésta se hacían diapositivas y se observaban a través de un instrumento que Ives llamó "Fotocromoscopio". Algunos científicos hicieron más experimentos pero sin aplicación práctica hasta Auguste y Louis Lumiere, que en 1904 patentaron el procedimiento de la placa autocroma. Recubrían una placa de vidrio con una emulsión a base de granos microscópicos de almidón obtenido de la patata (7000/mm2) teñidos en los tres colores sustractivos CMY; se protegía con barniz y se cubría con una emulsión fotosensible al blanco y negro. No importaba que las exposiciones necesarias fuesen 40 veces más largas que para el blanco y negro, ni que las transparencias fuesen más bien densas (el resultado era una diapositiva de gran nitidez que daba fotos a color mediante contacto). El procedimiento de los hermanos Lumiére se utilizó a lo largo de más de tres décadas, En 1907 se pusieron a disposición del público en general los primeros materiales comerciales de película en color. Consistían en unas placas de cristal llamadas Autochromes Lumière en honor a sus creadores, los franceses Auguste y Louis Lumière. En esta época las fotografías en color se realizaban con cámaras de tres exposiciones. Más tarde se comenzó a utilizar la fotografía en la imprenta para la ilustración de textos y revistas, lo que generó una gran demanda de fotógrafos para las ilustraciones publicitarias.

                                                 Imagen por Louis Lumière, Autochrome 1907


También llegó la proliferación de este arte, oficio y profesión, ya que fue requerido por personajes de la política, la cultura etc., que valoraban en la fotografía la posibilidad de permanecer para la posteridad, reflejada su imagen lo más cercana a la realidad, y así perpetuarse en el recuerdo de sus descendientes. Estas placas
fueron sustituidas gradualmente por emulsiones más perfeccionadas. Aun así, la gran calidad del colorido de las placas autocromas sigue sorprendiendo y admirando en nuestros días. De los dos sistemas, aditivo y substractivo, el último fue el  que más frecuentemente se usó  en los experimentos.
Rudolf Fischer hizo una contribución práctica al inventar la copulación de tintes en 1912, que permitía colocar tres capas de emulsión, cada una sensible a un color diferente, en un soporte.
La primera película práctica no apareció hasta 23 años después, cuando Leopold Mannes y Leopold Godowsky produjeron la película Kodachrome en los laboratorios de investigación de Eastman-Kodak.


                                 Cámara diseñada por Jospéen 1925 para tomar fotografías
                                    en color. Solamente podía hacerse una foto antes de volver a cargarla.


4. La fotografía moderna

La Leica fue la primera cámara práctica de 35 mm. Los primeros prototipos fueron construidos por Oskar Barnack en E. Leitz Optische Werke, Wetzlar, en 1913. Barnack usó película estándar de cine de 35 mm, pero amplió el tamaño de la imagen hasta los 24x36 mm. Barnack eligió una relación de aspecto de 2:3, con una capacidad de 36 exposiciones por película (originalmente fueron 40 exposiciones pero algunas películas eran demasiado gruesas).
Las palabras de Barnack "kleinen Negative, große Bilder", ("Negativos pequeños, imágenes grandes") pronto cambiarían el mundo de la fotografía. Este concepto fue desarrollado posteriormente y, en 1923, Barnack convenció a su jefe, Ernst Leitz II, para fabricar una serie de 31 prototipos. De hecho, las primeras cámaras Leica surgieron como simples mecanismos para poner a prueba los objetivos elaborados por la empresa, no con ánimo de fabricar cámaras completas. La cámara fue un éxito total cuando fue presentada en la feria alemana de primavera en Leipzig en 1925, fue dada a conocer con el nombre de Leica I (de Leitz Camera). El objetivo Elmar 50mm f/3.5 (un diseño de 4 elementos influenciado por el Zeiss Tessar)  fue diseñado por el Dr. Max Berek en Leitz, y fue una de las razones del éxito de la cámara, además de su tamaño compacto y de su fiabilidad. El obturador tenía un rango de 1/20 a 1/500 s, además de una posición "Z" por "Zeit" ("tiempo" en alemán). Gracias a su pequeño tamaño y a su bajo coste se hizo famosa entre los fotógrafos profesionales y los aficionados. 936 se pone a la venta la primera SLR de 35 mm. la Kine-Exacta, similar a las actuales.
Desde entonces el perfeccionamiento de las lentes y la mecánica de las cámaras ha sido enorme, han evolucionado a pasos agigantados.  En la actualidad los mayores avances se encuentran en las réflex monoculares de 35 mm, las mejores cámaras de hoy, como la NIKON F5, cuentan con velocidades de obturación de 1/8 de milésima de segundo, objetivos con hasta 15 grupos de lentes, 6 o más programas automáticos, autofoco en varias modalidades, 3 sistemas de medición de luz, casi un centenar de objetivos intercambiables, y decenas de accesorios.
Hoy en día, incluso puede dispararse con velocidades superiores a la millonésima de segundo y fotografiarse en total oscuridad, y se han llegado a fotografiar desde las simas abismales con cámaras provistas de fuertes juntas tóricas, al interior del cuerpo humano con endoscopios de fibra de vidrio, y desde los átomos a las estrellas.
                                         

Aparición Kodachome y Agfacolor


 Durante este periodo, los primeros utilizaban polvos finos de magnesio como fuente de luz artificial. Pulverizados sobre un soporte que se prendía con un detonador, producían un destello de luz brillante y una nube de humo cáustico. A partir de 1930, la lámpara de flash sustituyó al polvo de magnesio como fuente de luz. Con la aparición de la película de color Kodachrome en 1935 y la de Agfacolor en 1936, con las que se conseguían trasparencias o diapositivas en color, se generalizó el uso de la película en color en 1941 Kodacolor, contribuyó a dar impulso a su popularización. Los avances en las prestaciones de los objetivos, llegaron a partir del año 1903 con los objetivos fabricados por Zeiss. Otros progresos fueron aportados por el sistema réflex en 1828. La primera cámara réflex binocular con un objetivo para la toma, otro para el encuadre y el enfoque, fue construida por H.Cook en 1865
 Polaroid Land, por Edwin Herbert Land

Algunos investigadores se dedicaron a experimentar el método de fotografía instantánea, es decir, especularon con la posibilidad de revelar la película en el interior de la cámara fotográfica, en lugar de la cámara oscura (laboratorio).
La fotografía instantánea se hizo realidad en 1947, con la cámara Polaroid Land, basada en el sistema fotográfico descubierto por el físico estadounidense Edwin Herbert Land.
Este revolucionario invento añadió a la fotografía de aficionados el atractivo de conseguir fotos totalmente reveladas pocos minutos después de haberlas tomado.
Si el siglo XIX había significado la época del esfuerzo personal. En el siglo XX, por su parte, irrumpe con fuerza la industria en el mundo de la imagen, convirtiéndose en uno de los grandes negocios del siglo. A partir de la fotografía se desarrollan, primero, el cine, y después la televisión, el vídeo, internet…

Los pioneros del siglo XX, famosos por sus técnicas han sido, entre otros:  Ansel Adams por sus fotografías paisajísticas, Cecile una gran retratista de personajes famosos, Bill Brandt, fotógrafo de desnudos, Auguste y Louis Lumière  los archiconocidos padres  del cine, tampoco podemos olvidar a Man Ray y sus técnicas surrealista, cuyo verdadero nombre era Emmanuel Radnitzky. Finalmente destacaríamos a Henri Cartier Brenson, un maestro a la hora de captar el momento decisivo y, por supuesto, el padre del foto-reportaje, Brassai, el fotógrafo de la noche. Todos ellos, se han convertido en grandes hitos de la fotografía.


Juan frechina

5 oct. 2011

Mis primeras fotos

Mis primeras fotos son sencillas y familiares  empecé con una kodak133 y tengo pocas.


unos añitos mas tarde use una werlisa club color  y una star color sk100
la cual me dio un buen resultado y le tengo mucho cariño me la regalo mi novia por aquel entonces
 De boda
  
Ella también hace buenas fotos
Mis primeras modelos  jejje


 
panoramicas